El blog de Emma Roca
Últimas entradas
Entradas por fecha
2017
2016
2015
2014
2013
2012
2011
2010
09
Junio
2017
Comrades, la GRAN ultra de asfalto

¿Porque la Comrades?
    Cuando me inscribí en la mítica Comrades, la mayor ultra de asfalto del mundo con 20.000 inscritos y más de 96 años de historia, es porqué la quería vivir una vez en la vida. Sabía que para los sudafricanos es la carrera de las carreras, la que mucha gente la quiere hacer antes de dejar de caminar o correr, es el evento nacional por excelencia. Hay un canal público de TV que emite desde las 5:00 hasta las 18:00 non stop. No tiene rival, es la Comrades, la GRANDE.

¿Una ultra de asfalto como se come?
    Haviendo hecho parte de las ultras de montaña más duras de hoy día, creía que ésta no diferiría mucho. Qué equivocada estaba! El entrenador LEO A. me cambió bastante el entreno poniéndome mucho más asfalto, tratando de hacer 3-4 medias maratones antes de la GRANDE, y buscando el paso rápido, eficiente y largo. El nuevo calzado de correr ALTRA (con drop 0 y de horma ancha delanet que permite los dedos apoyarse bien) que desde septiembre pasado tengo en los pies, han hecho un cambio notable en mi manera de correr, y por positivo, cambiando el ángulo, la pisada y la eficiencia de correr.
    Miré de trabajar ritmos de carrera mucho más altos de los que había hecho nunca, y “comer” km’s de asfalto en Cerdanya como nunca hubiera pensado. Pero el reloj de marcha atrás hasta el 4 de junio no se detenía y veía que todo estaba costando más de lo previsto! También porqué mi vida no es un mono tema, mi mochila diaria lleva mucho añadido.
    La primera media de asfalto que hice (Montornès del Vallès) casi me morí! acabé reventada y con  dolor por todas partes! sobre todo isquios, glúteos y espalda. Al entrar en meta con 1h29min lo primero que se me pasó por la cabeza fue: si esto es 1/4 parte de la GRAN ya me puedo preparar!
    Quizás al final no he hecho el suficiente asfalto para adaptar mi cuerpo y mi pisada a esta superfície y por una corredora de montaña con 43 años se ha hecho cuesta arriba llegar con el volumen y la calidad suficiente para la GRAN.

¿Vivencia única?
    Sin duda ha sido una experiencia para recordar, para nunca más subestimar una carrera de asfalto que pasa de los 42km y para entender porque es la GRANDE. Antes de la salida más de 18.000 personas de todas las edades, colores y razas estaban a punto de empezar el reto. La gran mayoría eran de Sudáfrica y una pequeña parte de fuera. Tuve la suerte de poder salir delante, de ver como lloraba el organizador al oír el himno de su país, de sentir los nervios de los primeros y de vivir como de rápido se sale.
    Durante todo el trayecto te encuentras a gente animando, a grupos con sus paradas y carpas montadas, como en la Diagonale des Fous, preparando su barbacoa, copas o fiesta particular. Pero sobre todo vives como a cada 2km hay un avituallamiento líquido (agua e isotónicos), y en algunos sólido (fruta y barritas) con cientos de personas ayudando para dar agua, limpiar, animar, ... y esto durante 88km por tanto casi 44 veces! Además en cualquier momento del recorrido puedes recibir asistencia de quien sea, por lo tanto hay gente siempre a cada lado de la carretera, impresionante.
    Al dorsal está escrito tu nombre y lo oyes por todas partes, con muchos acentos diferentes y llenos de energía. Si eres extranjera es de color azul y muchos te dicen "welcome!".

¿Es tan dura como dicen?
    No es dura, es durísima! y sobre todo para una “trail runner” que viene de la montaña. Este año al ser de subida (cada año cambia de sentido) pensaba que me beneficiaba, pero sólo veía que subía mucho más de lo que bajaba y mi ritmo no era precisamente rápido ... Fueron 88km con 1650m positivos para “puro asfalto”. El problema principal que tuve fue este movimiento continuado y mecánicamente igual sobre una superficie durísima. Por montaña subes, bajas, saltas, caminas, corres, haces todo tipo de movimientos y trabajas muchos grupos musculares diferentes, y eso se nota cuando no lo tienes.

¿Problemas esperados?
    Sabía que me tenía que cuidar desde el primer km, que no podía empezar rápido, sobretodo los primeros 30km que dicen que son los más duros (yo casi todo lo encontré duro, sobretodo los Polly Shortts a falta de 10km). También sabía que tenía que cuidar mucho la hidratación y la nutrición, e ir refrescándome cabeza, brazos y piernas cuando 3h después de empezar apretara la calor (fue uno de los años especialmente calorosos). El comienzo de la carrera a las 5:30 también tenía sus dificultades, como por ejemplo tenerte que levantar a las 2:30 (esto implicaba cena a las 18h y acostarse como muy tarde a las 20h, .. y quien cierra los ojos a esa hora?), comer sin hambre, no poder vaciar vejiga e intestinos a las horas de siempre, descansar poco y tener que activarte muy pronto.
    Para ser asfalto desconocía la respuesta después de 42km pero tenía la esperanza de que la experiencia previa con las ultras de montaña me serviría de cara a afrontar esta GRANDE. Pero subestimé demasiado los 88km … A partir del km30, debido al calor y la dureza del asfalto, los dedos gordos de los pies comenzaron a hacer una gran ampolla por la parte de abajo, iba notando un ardor y dolor que iban a más. Sabía que eran los calcetines que los tenía que cambiar, pero no tenía a nadie cercano a mí hasta el ecuador de la carrera. Pregunté 3 veces a la gente del público si tenía calcetines de sobra pero la respuesta fue negativa. Cuando finalmente encontré mi gente y pude cambiar de calcetines las ampollas con sangre ya estaban allí. Llena de vaselina y de ánimos me volví a poner en ruta con un correr diferente, forzado por el dolor y ya dudando de si acabaría. A cada km las pulsaciones bajaban y el ritmo también, no podía ir más rápido, biomecàmicament iba muy limitada y encima muscularmente empezaba a notar calambres en gemelos y cuadriceps. Dentro del dolor constante encontré un ritmo de "crucero" que sabía que me podía permitir llegar, siempre y cuando las ampollas no reventaran o la musculatura dejara de responder. Fui perdiendo la esperanza de quedar entre las 15 primeras como iba y de marcar un registro por debajo de las 7h30min (quería hacer 7h desde un inicio), ya sólo tenia como prioridad terminar. Lo que si me había aportado el correr tantos años en las ultras había sido el saber gestionar dolor, mente y quilómetros. La fuerza mental que se saca en momentos duros, y este era uno, sólo la tienes de la experiencia adquirida.
    También quiero decir que los últimos 10km, cuando me adelantaron 3 chicas de mi categoría y me veía imposibilitada de poder correr más rápido, maldecía la manera como había gestionado la carrera y me culpaba de no haberlo hecho mejor, pero eran pensamientos que no podían brotar en ese momento y los miraba de anular, porque si no la energía positiva no fluía y no acabaría, ...

La anécdota:
    A falta de 20km, un corredor local, que sólo sabía de él el nombre escrito en el dorsal, Simo, decidió acompañarme hasta el final. No sé si por pena o por necesidad de encontrar a alguien de un ritmo similar que facilitara su llegada (porque yo no iba precisamente rápido, pero era muy constante). Él cogió las rentas, los avituallamientos me pedía que quería y me cogía para mí y para él e incluso en algún momento con su agua me mojaba las piernas! yo no le decía nada ni le hacía ninguna seña, pero veía mis necesidades. A falta de 8km era yo la que lo asistía y así nos combinamos! Dos veces se me cayó el bidón y tuve que parar a recogerlo, y  también hizo que él parara, entonces me decía "go Emma, ​​I need you". Brutal!  Al llegar a meta de la mano entrábamos emocionados por haberlo conseguido. Des de aquí un fuerte abrazo y un agradecimiento, ngiyabonga Simo!

¿Como quedas post carrera?
    Sólo llegar a parte de no parar de llorar, me dolía todo, los dedos de los pies hervían de dolor y las piernas s'enrampavem. Tenía los pequeños de casa que esperaban con la familia del Martin Dreyer que nos había acogido y asistido estos días. Todo era emoción a flor de piel, muy contenta de haber terminado pero triste con el tiempo final respecto del esperado, sobre todo cuando el corazón acabó yendo a una media más baja de lo previsto y en las últimas dos horas no pasó de 120 p/min. Esperando el coche para volver a casa me empezaron a venir temblores y calambres y tuve que entrar en la enfermería (me vinieron a buscar), me controlaron los iones en sangre, la presión y me pusieron suero para recuperarme suficiente y poder marchar con mi propio pie. Cuando la doctora sacó los calcetines de los pies me hizo una cara como diciendo ... como has podido terminar? El temblor después de más de una hora paró, toda yo ya estaba mejor y cuando hice el primer pipi me dejaron marchar.
    En dos días las llagas ya estaban mucho mejor, yo ya bajaba bien las escaleras, el dolor general ya no estaba y dormía plácidamente. Sólo tenía pipi más a menudo de lo normal y en las noches me había de levantar en contra de mi voluntad. Una buena nutrición y suplementación  previos a la carrera, durante y post ejercicio son claves para una rápida recuperación y el descanso en todo momento es más que necesario, sobretodo los días previos!


Post data:
    Tuve la suerte el día después de la carrera poder pasar 3 días en el “big bush”, en la sabana auténtica y poder ver 3 de los BIG FIVE a menos de 10m del coche: elefante, búfalo y rinoceronte. También vimos jirafas, muchas especies de gacelas como los Kudus o las Impalas, cebras, aves de mil colores y árboles espectaculares.
    Poder obserbar la sabana en su grandeza, sin filtros y sin gente no tiene precio. Con los pequeños teníamos que ir siempre juntos, no se podían separar por si un león o guepardo espectante los quería de comida. Aprendimos como por la noche con el color de los ojos que se reflejaban delante una luz sabíamos si venía de un felino (amarillo), un cocodrilo (rojo) u otros; como no podíamos dejar nada de comida a la vista porque los monos no tenían compasión; como las madrigueras de las hienas estaban junto al camino esperando la noche; como las montañas de termitas servían de mirador para los depredadores; o como los elefantes se rascaban en árboles duros como piedras y en otros los tiraban como si nada para comer lo que había en las raíces obstaculizando continuamente los caminos secundarios. El sonido de la sabana era espectacular, sobre todo a primera hora de la mañana y última de la noche. La energía de esos días me recuperó casi por completo!

Datos complementarios:
88,1km
1650m +
7h45min

4360 Kcal

5:17min/km

Protagonistas:
#altrashoes #archmaxbelt #cebe #ultimatedirection
#alimmenta #mannatech #ettix #natursoy #veritas

Comentarios
Juana
31 Julio 2017 / 22:47 h
Que gran crónica, valiente en la carrera y valiente al contarlo. Grande! Un abrazo Emma!
1
Escribe tu comentario
Nombre:
E-Mail:
Comentario:
Escribe el código:
Patrocinadores:
ALTRA shoes
Ultimate
World Of People to Inspire
Gratacool
SUMMIT Sport Data Lab
Colaboradores:
Veritas
Natursoy
Arch Max
POLAR
Marmot
Cebe
Miquel Salinas
Enric Violan Podologia
Alimmenta
Dezuu
programador php freelance Barcelona
© 2017 Emma Roca Official Website. All rights reserved.