El blog de Emma Roca
Últimas entradas
Entradas por fecha
2019
2017
2016
2015
2014
2013
2012
2011
2010
12
Septiembre
2014
Transalpine Run 2014: Carrera de 8 das, 293km, 13000m+: A quien no le gusta el caldo, taza y media

Llevan 10 años funcionando, cruzando fronteras que van más allá de los límites y las emociones.
En septiembre de 2005 tuvo lugar la 1 ª edición de la GORE-TEX ® TRANSALPINE-RUN, participando 75 equipos de 12 países. Este año, del 30 agosto al 06 de septiembre 2014, ha habido 350 equipos de 46 países diferentes. La Transalpine Run se ha convertido en una legendaria carrera por etapas.

La organización ya había estado haciendo la ruta en bicicleta de montaña desde hacía mucho tiempo y en el 2005 comenzaron a hacerlo a pie. Desde los inicios es una carrera especial, con un gran componente social entre los equipos y los corredores; se corre con equipos de hombres, mujeres, hombres master, mixtos, máster mixtos o senior master hombres, funcionando juntos durante 8 días (no nos podemos separar más de un minuto). En esta edición he participado con Gerard Morales (Blacky) también del equipo Buff en la categoría de pareja mixta.

Cruzar una pequeña parte de los Alpes por Alemania, Austria e Italia, ha permitido disfrutar de un paisaje impresionante con arroyos de montaña y cascadas que han creado un paisaje sonoro único. Aunque ha sido la edición de año par, que corresponde a la versión más corredora y menos alpina, hemos pasado por montañas nevadas, senderos llenos de piedras, musgo, raíces y muchas, muchas setas (nadie recogía los níscalos ni los ‘ceps’ !! ...).

Etapa 1: Ruhpolding-St.Johann: 48,7km, 1540m+
tiempo de etapa: 5:04:06
ritmo de etapa: 6:12/km
pulsaciones medias: 154

Ruhpolding, el pueblo de donde salimos, forma parte de los Alpes Bávaro, cerca de Salzburgo y Múnich. Su valle está protegido de los vientos fríos, evitando la niebla y teniendo un clima muy suave. Esta región está llena de lagos y se llama el "pequeño Canadá". Desde este pueblo alemán ya entramos desde el primer día en Austria (St.Johann), pasando la frontera por la más pura montaña.
Con Gerard empezamos progresivos, sin esperar nada pero a la vez sin disminuir el ritmo. Desde el inicio nos íbamos preguntando si todo sería pista y asfalto, porque se iba rápido y no había tramos técnicos. Cuando llegó la montaña después de más de 20km, vino la primera bajada técnica y adelantamos a las dos parejas que en las primeras 3h iban delante destacados, los franceses del Garmin Adventure y los suizos del Orthomol Sport-running team. El primer pensamiento que tuve fue que no bajaban bien y por lo tanto era una ventaja para nosotros en las etapas posteriores cuando hubiera senderos técnicos. Y así fue! pero en los llanos y pistas ellos serían más rápidos y nosotros tendríamos que apretar los dientes.
Al terminar la etapa tenía la rodilla izquierda tocada, ya me lo empecé a notar a partir del km 30 y el dolor fue a más. Cuando se enfrió iba bien coja. Asustada llamé al fisio y al médico. Se me había inflamado por el rozamiento entre el condreo-femoral y la fascia lata, por pronar demasiado en terrenos duros como los que acabábamos de correr. Yo también lo atribuí a no descansar lo suficiente desde el ultra de Leadville (del 16 de agosto con 161Km ...). Así que tocaría convivir con el dolor y aguantar tanto como pudiera las 7 etapas que quedaban.

Después de cada etapa podías comer algo, y ya tenías tu bolsa o en el campamento que la organización preparaba o en los hoteles que habían reservado para quienes lo pedían. Desgraciadamente siempre teníamos los hoteles lejos de la llegada e ir a pie después de cada etapa era bastante calvario e incluso algunos días había que coger un bus o un coche!

Cada tarde a partir de las 18h estaba la "pasta party" donde te daban un plato de pasta, sopa, pan y algo de postre; no era muy generoso y la proteína brillaba por su ausencia, pero se tenía un hambre que se acababa todonlo que había sin contemplaciones. Muchas veces el lugar elegido para la cena estaba muy lejos de donde se descansaba y esto hacía que las tardes fueran duras y pesadas de desplazamientos y logística sin mucho tiempo para relajarse ...
Pero si te gusta correr y quieres una carrera por etapas espectacular, es el precio que tienes que pagar. A quien no le guste el caldo… taza y media!

Etapa 2: St.Johann-Neukirchen: 49,2km, 1820m+
tiempo de etapa: 5:01:39
ritmo de etapa: 6:06/km
pulsaciones medias: 146

La segunda etapa seguimos yendo a nuestro ritmo. Yo sólo salir no tenía claro que pudiera correr y estaba bien nerviosa y "acojonada". Pero por suerte la rodilla se calentó y me permitió mantener un buen ritmo y conseguir adelantar los equipos de cabeza para llegar primeros de nuevo.
Cada día ampliábamos un poco la diferencia con el resto de equipos (pocos minutos), que iban dando más distancia pero que en ningún momento representaba una garantía. Las etapas eran suficientes largas y técnicas como para pifiarla un día y perder toda la ventaja o ya no puder continuar más. Lo teníamos claro con Gerard y sabíamos que la lucha sería diaria y que no había espacio para la relajación. Interiormente veía que esta Transalpine se me estaba haciendo más dura de lo que pensaba y con la lesión de la rodilla preveía que sufriría, y mucho.
Neukirchen, un pueblo típico tirolès, es un lugar ideal para el senderismo o el ciclismo de montaña en el Parque Nacional Hohe Tauern con más de 800 km rutas por la mountain bike. La lluvia no nos abandonó, la nieve llegó a cotas bajas y la organización le tocó aplicar el plan C para el recorrido del día siguiente. Etapa acortada con salida y llegada al mismo Neukirchen.
La pasta party ... en el bar de la estación de esquí después de andar un buen rato y sumar 20 minutos de "telehuevo", …

Etapa 3: Neukirchen-Neukirchen: 29km, 1500m+
tiempo de etapa: 2:52:33
ritmo de etapa: 5:54/km
pulsaciones medias: 150

Por culpa del mal tiempo que ya hacía 3 días que arrastrábamos, cambiaron en el último minuto la etapa y en vez de llegar a Prettau hicieron un circuito circular por la zona, que para nuestra sorpresa casi no pusieron ni pista ni asfalto y disfrutamos de senderos y bosques espectaculares, pero sin relajarnos ni un momento y siendo un rompe-piernas que tela!
Pudimos conservar el primer puesto, pero con un ritmo infernal! A mí que me gusta largo y suave sufrí bastante; Blacky ayudó como un campeón en toda subida y falsos llanos.
Al terminar la etapa una remojada en la fuente del pueblo hasta la cintura fue genial y el dolor de la rodilla se durmió un poco ...
La sorpresa fue el transfer en bus o coche con más de 3h30min para llegar al pueblo de la salida del día siguiente, Prettau. Este trayecto machacó a todo el mundo y las piernas no se pudieron recuperar como todos quisiéramos, sintiéndonos al día siguiente mucho más cansados ​​de lo previsto.

Etapa 4: Prettau-Sand in Taufers: 31,5km, 1800m+
tiempo de etapa: 4:03:18
ritmo de etapa: 7:42/km
pulsaciones medias: 146

Esta etapa partiendo de Austria y llegando a Italia fue la que nos permitió disfrutar como nunca hasta entonces de la alta montaña pasando por cuellos espectaculares y bosques de ensueño. Tocamos nieve, viento y frío. Desde el inicio íbamos con el equipo francés segundo clasificado que llevaba un gran ritmo en la subida, pero a la que comenzó la bajada técnica de sendero, nieve, barro y raíces, les pudimos recortar una distancia que fue clave para volver a estar delante.
La rodilla aguantaba, la musculatura también pero yo me encontraba un poco vacía, sin mucha energía subiendo. Pero con Gerard todo se hacía fácil y su empuje y ayuda constante eran espectaculares. Al cierre de la 4 º etapa ya teníamos una ventaja de 26 minutos, no era mucho pero íbamos sumando poco a poco una ventaja a base de sudar duro.

Prettau es uno de los pueblos más adentrados del valle de Ahrntal, pintoresco como los que ya habíamos visitado las etapas anteriores, y famoso por la tradición de la minería y la artesanía. Pero nuestras piernas no estaban para ir a pasear por los pueblos que pisábamos, y lo primero que hacíamos al llegar al hotel era llevar la bolsa a la habitación, ducharnos, picotear algo de comida y descansar tanto como pudiéramos con las piernas arriba! Nuestro alojamiento estaba lejos de la llegada y hacía falta coche para llegar allí. Enfrente mismo tenía un río de agua helada que me sirvió para poner las piernas en remojo durante unos 10 minutos; se hicieron eternos, pero sirvieron para desinflamar y recuperar tanto como podía para la maldita etapa vertical del día siguiente. Sabía que no nos beneficiaba una etapa de sólo subir y bien corta, pero a la vez nos serviría para poder descansar el resto de día y afrontar con más garantías las tres últimas etapas.
El hotel no tenía wifi en las habitaciones y cada vez que queríamos conexión con el mundo exterior había que ir a la entrada principal, pero por suerte había ascensor y mi rodilla lo agradecía mucho.

Etapa 5: km vertical Speikboden: 6,4km, 1075m+
tiempo de etapa: 1:07:32
ritmo de etapa: 10:30/km
pulsaciones medias: 147

Sand in Taufers: situado entre 865m y 1.600 m (Rein) tiene 5.000 habitantes, está rodeado de montañas que no dejan indiferente en pleno Tirol, y las pistas de esquí que la rodean fue el escenario de la 5 ª etapa, novedad de este año, corta y dura donde sólo se hacía que subir por un sendero que cortaba la pista principal de acceso a la estación. Como la rodilla me seguía haciendo daño antes no se calentaba y me suponía un gran dolor comenzar una etapa sin haber calentado, el entrenador Leo me pidió si podía buscar una bici estática antes de salir, para calentar la musculatura sin notar rodilla. Ya me ves entrando a los hoteles del lado de la salida, pidiendo por la sala de fitness y buscando una bici, o directamente bajar el piso -1 e investigar ... y la encontré desde ese día hasta el final, me espabilaba en cada pueblo (algunos muy pequeños por cierto) y algo encontraba.

El Km vertical fue tan duro como esperaba, con 6km subir 1000m + para una diesel como yo ... se me hizo pelota!! pero con Blacky ayudándome de principio a fin y tratando de no decaer de ritmo pudimos salvar un poco cediendo 5 minutos a los franceses que iban segundos. Pero es tan diferente una etapa así del resto que tenía la esperanza de que no pasaba nada. Había que ir tirando y conservando cada granito de energía, ya que aún quedaban 3 etapas que marcarían, y así lo hicieron.
Ganaron el equipo Gore-tex Dolimites.com team formado por una americana y un italiano que subían como flechas, haciendo la etapa con una hora pelada (nosotros 01:07) y que habían hecho segundos en la tercera etapa, pero en las largas y de montaña no los teníamos delante. Aquí en la Transalpine te vas encontrando más o menos la misma gente todo el tiempo que dura la etapa, salvo algunos equipos que en las primeras subidas van mucho más rápidos pero luego en la primera bajada técnica ya frenan o cuando pasan de las 3h ya no van igual. Nosotros siempre íbamos rodeados de las mismas parejas masculinas y de los dos primeros senior másters hombres. Los que ganaban -team Ahrntal- siempre eran fortísimos subiendo, pero bajando a veces los atrapábamos, y los que quedaban segundos - team Latsch Skinfit Bozen- siempre nos acababan adelantando a falta de 4km por el final, tenían unas muy buenas piernas bajando y ya los esperábamos ... je, je.

Al terminar el km vertical mi ácido láctico estaba a 8,7mmol / l, cuando el resto de etapas acababa entre 2 y 3 ... había exprimido la musculatura, sin apurar a su límite, pero de nuevo dejando bastante la piel.
La vuelta al hotel fue con el "telehuevo" y luego autostop, bien coja por la rodilla ...
La moral estaba un poco tocada por ceder 5 minutos pero convencida que había hecho bien en no desgastarme en exceso. Después de este sprint había que recuperar bien, vaciar el lactato y regenerar musculatura. Es muy importante la primera hora post carrera para rellenar depósitos de carbohidratos y volver a dar los aminoácidos necesarios para reconstruir las proteínas dañadas. En la Transalpine no era fácil, porque la comida al terminar dejaba que desear (pan, embutido, cerveza, redbull, queso, ...) y acabábamos lejos del hotel donde teníamos la proteína recuperadora. En el km vertical terminamos en lo alto de las pistas de esquí pero por suerte la comida al terminar fue una lasaña de verduras o de carne bastante consistente. También si se podía era ideal hacer un masaje, estirar, poner el Compex, los calcetines compresivos Compressport, o hasta remojar las piernas con agua helada y luego dejarlas arriba tanto como se pudiera…

Etapa 6: Sand in Taufers-St.Vigil: 38,5km, 2290m+
tiempo de etapa:4:21:40
ritmo de etapa: 6:48/km
pulsaciones medias:146

Qué dura fue la etapa ... salimos con el turbo puesto para no dar treba a los segundos clasificados y que el día anterior nos habían arañado 5 minutos. Suerte que los primeros 4km pudimos calentar para afrontar la primera subida de 600m bien derecha por un sendero estrecho, de pinaza y con raíces. En la bajada yo necesitaba unos minutos para adaptar las piernas pero luego ya marchaban y podíamos ir bastante rápidos para siempre adelantar gente y que nunca nos atraparan. De buen inicio nos pusimos delante, pero no venían muy lejos así que no valía relajarse. Después vino un trozo de unos 10km por pista y asfalto, pasando por medio de grandes pueblos como Brunico. Una bici casi nos come en el centro del pueblo! Yo iba ya al límite, sin muchos reflejos, corriendo a un ritmo alto y con un Gerard que no cedía, que empujaba y que constantemente pedía y animaba. Chapeaux!
En el km 23 "se nos acabaron los postres" y vino la subida de 1500m + en 7km que dejó el km vertical del día anterior en pecata minuta ...
Seguimos a ritmo alto, dejándolo todo y Gerard ayudando todo el tiempo. Arriba casi fundidos miramos de ir recuperando en la larga bajada que venía y a falta de 5km ya vimos que los llevábamos lejos. No aflojamos, a mí me dolía todo y desde el inicio tenía un abductor tocado (el de la pierna contraria de la rodilla lesionada). Sufría porque en los 5km de asfalto no se acabara de destrozar y cerraba los dientes y a veces los ojos. Qué duro que se hacía !!

Al entrar en meta como vencedores de nuevo de la etapa las lágrimas me saltaban, todo era dolor y al mismo tiempo satisfacción por haber conseguido controlar el sufrimiento hasta el final. Yo renegaba del porqué había que ir tan rápido pero Gerard era contundente: "si los podemos recortar 5 segundos no les recortaremos 3. A fondo hasta el final". Bufff ... se generó bastante tensión de equipo que después de ducharnos y comer se calmó el ambiente. El cansancio tanto físico como psicológico fluía por todos lados ...

Etapa 7: St.Vigil-Niederdorf: 41,8km, 1950m+
tiempo de etapa: 4:48:51
ritmo de etapa: 6:42/km
pulsaciones medias: 140

St.Vigil / Enneberg se encuentra en la entrada del valle Enneberger, un valle lateral de Val Badia, en el corazón del Tirol del Sur de los Dolomitas con más de mil años de historia. Se habla el Ladin con 12000 años de antigüedad (lengua neo-latina dialecto de la época romana, muchos le dicen "la lengua de los Dolomitas") y viven unos 1200 habitantes. Por los alrededores se practica la escalada, senderismo, bicicleta de montaña, pesca, caballo, ...

Esta etapa la hicimos con otra filosofía, sabíamos que los segundos los teníamos a más de 30 minutos y por lo tanto si no había ninguna decaída grave no era necesario sufrir. Salimos detrás de los franceses del Garmin, controlando y sin dejar que se escaparan, los primeros 14km se hicieron un poco duros, porque ellos no bajaban el ritmo y nosotros no los dejábamos marchar. Pero poco después del primer avituallamiento cuando la pendiente ya se puso más derecho tomamos un ritmo constante con Gerard, y en poco tiempo ya les llevábamos unos minutos de ventaja. Sólo con este margen hicimos una carrera más relajada, pude disfrutar de un paisaje alpino impresionante, aunque los bancos de niebla y la pequeña lluvia que a veces caía nos tapaba vistas. Algunos tramos en los collados eran bien derechos y preciosos, con cadenas para cogerse y grandes bloques de granito. En las bajadas técnicas con Gerard nos decíamos: "no nos relajemos pero no arriesguemos, seguridad! "(es tan fácil torcerse tiene un tobillo cuando vas cansada y ya llevas 7 días corriente con más de 210km en las piernas ...).

Los últimos 5km, por asfalto su mayoría, seguimos a ritmo sin desgastarnos, y como mi rodilla, isquio, abductor, ... aguantaban, pude disfrutar de una llegada en condiciones, sin aquel sufrimiento que el día anterior me dejó bien tocada.
Al día siguiente ya "sólo" quedaba una etapa de 33km, y los ánimos tras ganar más de 30 minutos a los segundos en una sola etapa estaban por las nubes. Las piernas pero ... cantaban de dolor ...

Etapa 8: Niederdorf-Sexten: 33,4km, 1270m+
tiempo de etapa: 3:31:14
ritmo de etapa: 6:18/km
pulsaciones medias: 137

Era el último de los 8 días de carrera, teníamos claro que íbamos a conservar y a no arriesgar. No nos podíamos permitir perder después de todo el trabajo sudado y sufrido durante los 7 días previos. El equipo de los franceses estaba tocado, había perdido 39 minutos el día anterior y no las tenía todas de acabar bien, la chica tenía tobillo y la rodilla muy tocados. Pero nosotros seguimos nuestra estrategia, seguirlos desde el inicio y controlarlos. Rápidamente vimos que no iban a buen ritmo y nos pusimos fácil a la cabeza de carrera fácil. Ya me veía de nuevo a ritmo alegre y sin apenas poder ni hablar ... (como cada día). A la media hora de empezar el equipo suizo que iba 4 º de la general y el alemán del Woly Sport-Salomon team con Julia Böttger que el día anterior habían entrado según ganando la 3 ª plaza en el podio de la general, nos pasaron como cohetes, iban haciendo su carrera para poder tener una plaza en el podio, su diferencia era apenas de 10 minutos ... (es curioso como después de 7 días se tenga que decidir en el último momento un podio en la Transalpine, suerte que nosotros si lo hacíamos bien no teníamos que sufrir por el 1er lugar).
Fue para mí la etapa más bonita de todas, viendo por primera vez el sol todo el tiempo y pudiendo apreciar las 3 Cime di Lavaredo a tocar.

Al final de la última subida atrapamos al equipo alemán y ya nos situamos segundos. La última bajada de la Trans fue un poco técnica y luego ya se dejó hacer, disfrutando de un final merecido y ganando una prueba que nos la tuvimos que trabajar desde el primero y hasta el último día. Y donde podía pasar de todo!! Los franceses del Garmin volvían a perder una minutada saltando del podio y quedando quartos, y los alemanes de Julia quedaban terceros a sólo un minuto de los suizos que finalmente acababaron segundos de la general.

Apuntes SUMMIT

En esta prueba también hicimos una parte del estudio SUMMIT, yo e Ilona Hapkova del departamento de STAPS de Font Romeu de la Universidad de Perpignan organizamos una batería de pruebas que haríamos todos los días a las 8 parejas españolas mixtas que participaban. Sacamos sangre antes de empezar y justo el último día al terminar. Cada mañana antes de empezar mirábamos con la técnica de la Bioimpedancia: la hidratación corporal, la fatiga, la rotura muscular y el agua intra-extracelular como indicadores de edema. Y siempre antes y después de terminar cada etapa el peso, saturación, lactato, pulso y orina. Yo corría y no podía hacer mucho durante las etapas, pero Ilona con la ayuda de Pilar (una de las corredoras que era enfermera) hizo un gran trabajo!
Vimos como por ejemplo yo perdía una media de 2kg por día (menos en la vertical que apenas perdía medio kilo), como a partir de la tercera etapa costaba mucho tener una actividad celular (y por lo tanto una recuperación metabólica) adecuada para una nueva "machacada" y que por tanto el cuerpo ya empezaba cansado. También vimos como gente desaturaba más que otra al terminar la prueba y como la acumulación de lactato al final de cada día podía llegar a valores como 14mmol / l! Y como después era trabajo de cada uno y de lo entrenados y habituados que estábamos a limpiar todo este ácido para el día siguiente volver a pedir contracciones máximas a la musculatura sin bajar el rendimiento ... yo dos días marqué picos de lactato por encima de 8 (en la vertical y en la del día después) que ni a las pruebas de esfuerzo con el Dr. Brotons lo hacía! lo que refleja la dureza e intensidad de las etapas a pesar de ser algunas de más de 4h !! En la orina también encontramos, sobre todo post, niveles de bilirrubina y proteínas que reflejaban la rotura muscular en el que sometimos el cuerpo día tras día.

Y cuando ves todo el "tute para la salud" que representa una prueba de esta envergadura, cuando analizas el sufrimiento tanto físico como psicológico que pasas y como acabas de hecha polvo arrastrando el cansancio y dolor aún una o dos semanas más post carrera, te preguntas: Porque lo hacemos??
Aún no tengo la respuesta, las endorfinas existen, el sufrimiento hace que luego valores más el reto conseguido y quieras seguir haciendo pruebas por el estilo. Pero supongo que cuando tenga la respuesta… dejaré de correr.

Emma Roca

Comentarios
Javier B
07 Octubre 2014 / 11:07 h
Emma, ets tota una refèrencia per tots nosaltres!!! Hauries d'ajudar-me a convencer a la meva dona (també es diu Emma i tenim tres fills) per apuntar-se al trail-running ;-)

Gràcies i continua així!!
1
Escribe tu comentario
Nombre:
E-Mail:
Comentario:
Escribe el código:
Patrocinadores:
ALTRA shoes
Ultimate
World Of People to Inspire
Gratacool
SUMMIT Sport Data Lab
Colaboradores:
Natursoy
Arch Max
POLAR
Marmot
ROKA
Cenit
Miquel Salinas
Enric Violan Podologia
Alimmenta
Wong Performance
programador php freelance Barcelona
© 2019 Emma Roca Official Website. All rights reserved.