• una vida
    sin fronteras
Pleasure and suffering, two conflicting words that coexist in one world:
the world of sport.
Previous
February 2016
Next
Mon
Tue
Wed
Thu
Fri
Sat
Sun
1
2
3
4
5
6
7
8
9
10
11
12
13
14
15
16
17
18
19
20
21
22
23
24
25
26
27
28
29
1
2
3
4
5
6
Gallery
Emma Roca's Blog

The North Face 50 miles Champs, San Francisco, California.

Sometimes things go inside out and you don’t know why. You are doing well from the beginning, you're feeling brave, you're enjoying the race, the environment, rivals ... and bit by bit you are noticing that something inside you is not good. You start to ask yourself questions, especially because you have already passed the race Ecuador but you still have 20 miles to go ...

I've had enough food? No (David that made me care I have seen very sporadically and I have been finding the supplies have been scarce ...). All the nutrition they need to take along very controlled Alimmenta dietitians.

I hydrated enough? Yes (Ettix electrolytes with water, perfect).

The femile period has created me problems? Yes (on its first day: it is abundant and painful ...).

The light from the headlamp worked well? No (we started the race at 5am, I must put a new battery ... rookie!).

I went too fast in the beginning? Probably (but I was really enjoying !, was a fast race, runnable, no technique and with different and great landscapes! see the Golden Gate from afar lit at night or in fog day between the hills and eucalyptus trees has been very cool ).

I planned well the strategy? Not enough (I came to SF for business meetings absorbing a lot of time before the race ... we want to do everything right (or perfect ...) and can not! we have to set priorities!

I slept well despite starting at 5am? Yes! Dr. Estivill had controlled everything! Eduard thanks !!

Despite having 20 years competing in many types of disciplines, over 5 running the toughest ultras from my schedule, I still learn from each race! and when you go far worse you learn even more to improve !! but now with 42 advanced years and making some veteran podiums, I don’t know if I have spare cartridges to waste ...

But the moments that you live in each race, the camaraderie among runners and here in USA especially among women (Despite being cracks they always greet you, and they wonder and worry if you're not good), I keep them like a treasure: they are unique.

And it’s also great how your family look after you and also when you just can eat everything without complex or limits! and also give to the body time to recover!.

I saw in my phD study, the SUMMIT, the advantages and disadvantages of long distance races to the body... Why I don’t apply what I have learned it? ups…

Non Stop with common sense!

PS: I didn’t take a picture with the best of the best ... I think it will come back, heh, heh ...

Photos: Byron Powell

22
October
2015

Cuando hace un par de años conocí la carrera de la mano de su organizador, amigo y compañero de raids de aventura Marc Collins, ya me vinieron muchas ganas de participar, sobre todo porque la veía técnica y en un paisaje único. Por calendario, logística y presupuesto no ha sido hasta este año que he podido volar hacia Sudáfrica.

Qué bonito rincón que es Cape Town, sus alrededores y el lugar donde se desarrolla la carrera, en "Nature 's Valley" y en el "Tsitsikamma Natural Park". El camino por donde se pasa corriendo está cerrado todo el año y sólo se puede acceder con grupos organizados de 12 personas y con reserva previa de 6 a 12 meses de antelación. La ruta que en el día de la carrera se hace en unas pocas horas los grupos la hacen en 5 días parando en 4 pequeños refugios que vas encontrando a lo largo del recorrido.

Cada año se hace en un sentido diferente. Este año se salía del "Storms River Mouth" y se llegaba al camping "Vasselot de Nature 's Valley" tras recorrer 41km y subir más 2400m + por un sendero que todo el rato sube y baja. Tienes muy pocos momentos para relajarte, ya que el terreno es un no parar de escaleras, piedras, raíces, playas, cruce de ríos y arroyos, esquivar olas y saltar de piedra en piedra con el agua y los barrancos por debajo. Te cansas tanto mentalmente como físicamente. Debes sido bien concentrada durante todo el recorrido y no relajarte ni un momento porqué hacerte daño es muy fácil y en milisegundos.

Las inscripciones se cierran los minutos de abrirse, ya que está limitada a 200 corredores por carrera porqué es un parque natural (el año que viene se hará sorteo con todos los inscritos). Se hacen dos salidas diferentes, los que tienen previsto hacerlo por debajo de 10h y dos días después los que quieren hacerlo por debajo de las 8h. En total participan unas 450 personas.

Antes de cada carrera se hace una prólogo de 3 km, unos 250m+ y por un recorrido similar al que te encuentras al día siguiente. Con el tiempo del ganador/a se hacen los grupos de salida del maratón, escogiendo los 25 más rápidos y las 8 más rápidas siempre que no pasen del 10% del mejor tiempo (si los primeros y primeras no entran en el 10% ya pasan a formar parte de la 2ª salida, sin opción a estar en el podio).

La prólogo ya te deja bastante tocada, pero te ayuda a liberar tensiones y ver cómo están las otras rivales (sólo por encima porque no deja de ser una parte muy pequeña de lo que es la carrera en realidad). Tienes que salir a la idea para no perder el grupo de las 8 mujeres que para disputar el podio deben salir primeras al día siguiente. Yo que no soy nada rápida sufro mucho ese día, con el corazón que parece que tenga que explotar y con una poca chispa que los años no perdona ni la ultra de 4 semanas antes. Pero como es un circuito técnico en su mayoría disfruto mucho saltando de piedra en piedra, esquivando troncos, raíces mojadas, barro y arroyos. Al final termino 2ª a un segundo de la 1ª…”astonishing”!
El día de la prólogo por la tarde aprovecho para remojar las piernas al índico, encontrándose el más caliente de lo que pensaba y vigilando que las grandes olas no me golpeen duro (hay muchas y muy grandes!). La previsión del tiempo del día siguiente es buena y la organización pide la lista de material para nivel 1 (hay 5 niveles). A mí me va de coña para usar sólo un cinturón Archmax donde pongo el poco material obligatorio, el agua y la comida energética. También me pongo guantes para poder tensar de las cuerdas, cogerme a troncos y apoyarme en las rocas puntiagudas de la costa.

El sábado se levanta espectacular, tomamos un bus a las 5:30 am desde el punto de llegada y en 30 minutos ya estamos en la salida. Sólo bajar del bus me quedo boquiabierta del paisaje, un mar de ensueño, unas piedras espectaculares y la montaña que lo acompaña verde y espesa. Unos minutos antes de llegar, la organización nos comenta que acaban de pasar ballenas y delfines por delante de la playa! Marc nos vuelve a avisar de les serpientes venenosas que podemos encontrar por el camino y de que es zona de leopardos.

El control de la carrera se hace por chip (llevamos una tarjeta en la muñeca) y los primeros y las primeras nos dan además un gps para poder controlar nuestra posición en cada momento. Marcamos la salida, "pip" !, y empezamos a correr por un sendero estrecho, lleno de piedras y barro. Enseguida llegamos a una preciosa cascada que desde ella ya empieza la primera de las 10 subidas cortas pero intensas que tendremos. En poco tiempo ya volvemos a bajar hacia la playa y atravesamos un "coastering" técnico de unos 2km que tienes que mirar bien por donde va el camino y los puentes que a veces encuentras para pasar grandes agujeros, no caer en el agua y ver sobre qué grandes bloques de rocas has a saltar.

La ruta a elegir es capital, sin dejar de perder el ritmo que es lo que más cuesta mantener en esta carrera. Nunca había ido durante tanto tiempo concentrada donde poner cada pie, presionarme para no relajarme en bajada porque acto seguido tocaría subir, y sobre todo vigilar en cuidarme bebiendo y comiendo en los intervalos correctos, porque es tal la focalización de cada paso que apenas puedes levantar la vista para tomar un gel o agua. Incluso hay momentos que sales del bosque casi encantado, espeso y oscuro, para de repente aparecer unas vistas del mar espectaculares, el ruido de las olas golpeando con fuerza sobre las rocas, el olor intenso de la sal y una claridad absoluta que te deja ciega (no es aconsejable las gafas de sol porqué no paras de entrar y salir de zona clara y oscura y cruzar algún río donde hay que nadar). Es entonces cuando te da rabia no poder parar un rato para contemplar el escenario ... yo de vez en cuando intento hacer un vistazo para ver si suena la flauta y veo alguna ballena, pero en unos milisegundos ya estoy volviendo a mirar el camino, con piedras, escalones, raíces o barro …

Cruzamos 4 ríos de diferentes tamaños que nos mojan desde las rodillas hasta el cuello en alguno de ellos. Con la ayuda de una cuerda salimos de un agua que te refresca, te activa y al mismo tiempo te pide que no bajes la guardia. Hay un agotamiento físico y mental por la cantidad de trabajo propioceptivo, por la intensidad de la carrera, por el calor y la peligrosidad de poderte lesionar en algunos tramos si se va demasiado rápido,… Sólo hay un punto de la carrera, casi a la mitad donde te puedes avituallar con agua, comida, geles y sales, pero en el resto del recorrido sólo encuentras agua en las mismas cabañas, o en los arroyos que están marcados con una cinta azul si se pueden bever. Es una carrera de obstáculos de 42 km con casi autosuficiencia! Si le juntas que en muchos tramos debes ir controlando por donde va el camino además de controlar tus pies ... la cosa se complica, sobre todo en los tramos donde sólo ves piedras, márgenes y poco sendero dibujado.

Durante 3/4 partes de la carrera la 1ª posición la compartimos entre yo y la sudafricana Nicolette, campeona del país de ultradistància y seleccionada para los mundiales. Rápida tanto subiendo como bajando, muy concentrada y competitiva comienza detrás de mí, me pasa a las dos horas de empezar y finalmente la vuelvo a adelantar hacia el km 30. Es una lucha hasta el final por la primera plaza. Yo quizás empiezo un poco rápido, porque vienes con ganas y el circuito técnico sabes que te va bien, pero tienes que vigilar para que las pulsaciones suben fácil y lo puedes pagar muy caro al final. Después del primer cuarto de carrera puedo coger un buen ritmo y aunque entonces me adelanta la sudafricana, trato de seguir a mi ritmo, conservando la calma y tratando de ir acelerando. Cuando compruebas que la 1ª no se escapa, y la vas viendo, te anima y sigues "consistente". En las últimas dos horas aunque me quede sin comida y sólo pueda beber agua de los arroyos y de alguna cabaña, me voy vaciando como siempre hasta el final. Miro si puedo bajar de las 5h de carrera y trato de poner un ritmo duro, pero el desconocimiento de los últimos km’s hacen que a pesar de luchar por ello sea imposible por 7 minutos.

En la última subida importante hay un crono para determinar quién la hace más rápida y llevarse un premio especial; contra todo pronóstico consigo marcar el mejor tiempo ("queen of the mountain"), supongo por haber sido constante y hacia el final todavía tener reservas para poder mantener un buen ritmo. La llegada a meta es espectacular, se atraviesa un puente hecho con cuadrados de plataforma flotante sobre un pequeño meandro, pero el equilibrio y las fuerzas ya no se tienen demasiado enteras y a punto estoy de caer al agua. Llego muy contenta de haber terminado entera una carrera muy dura y a pesar de tener 20 años más que las inmediatas perseguidoras todavía poder luchar por estar delante.

Se me pone la piel de gallina cuando veo las imágenes del 1er hombre, el suizo Marc Lauenstein que por 30 segundos baja de las 4h, un tiempo que se creía imposible, y que finalmente se consigue después de 7 años. Enhorabuena! Además se lleva un cuantioso premio que decide dar la mitad a ONG’s relacionadas con la protección del entorno natural y de la facilitación de la enseñanza y el deporte a niños sin recursos. Brutal.

Me voy a casa con un recuerdo único de una carrera épica, muy intensa, con todos los ingredientes de tecnicicitat, velocidad, habilidad y sobre todo espectacularidad de un entorno idílico como la costa del océano índico al sur del continente africano.

El Otter Trail race se debe intentar poder hacer una vez en la vida, porque realmente te llevas una gran vivencia, que en ningún lugar más se podrá repetir. Y si puedes, aprovecha para quedarte unos días por los alrededores y disfrutar de las ballenas, delfines, focas y tiburones blancos.

Clasificación femenina:
1. Emma Roca: 05:07:37 (7a general)
2. Nicolette Griffionen: 05:14:30 (8a general, Sudáfrica)
3. Meg Mackenzie: 5:23: 36 (10a general, Sudáfrica)

Clasificación masculina:
1. Marc Lauenstein: 03:59:29 (Suiza)
2. Kane Relly: 04:33:15 (Sudáfrica)
3. Thabang Madiba: 04:38:39 (Sudáfrica)

 

Sponsors:
World Of People to Inspire
Hoka One One
Buff
Etixx
Sural
Contributors:
Natursoy
POLAR
Guess Bikes
Marmot
Compex
UCAN
Alimmenta
Enric Violan Podologia
BKOOL
Cebe
Miquel Salinas
Ultimate Direction
Ay Up Lighting Systems
Òptica Torrents
programador php freelance Barcelona
© 2016 Emma Roca Official Website. All rights reserved.